ACTUALIDAD

20 de marzo de 2020

MUNDO : LA SOLIDARIDAD ( Por el Profesor Carlos Santiago)

En estos tiempos de coronavirus y el temor de los pueblos ante la proximidad de lo peor, en los seres humanos, en los sistemas y modelos políticos se producen distintas reacciones; de generosidad y solidaridad, o de egoísmo e insensibilidad.

Por un lado, los países capitalistas con modelos neoliberales que en el caso de Europa dejaron atrás el “estado de bienestar”, achicando el Estado, propiciando las privatizaciones y encontrándose en estos días con que gobiernos como el de Italia o España están desbordados ante la creciente demanda sanitaria. Se trata de modelos similares al que imperó en la Argentina de Macri, que en lo que constituyó la “tierra arrasada”, se abandonaron depósitos de vacunas, material médico de altísimos costos, y equipos de cibersalud como ocurrió el martes pasado, arrumbados y sin uso, reduciendo a Secretarías Ministerios como el de Trabajo y el de Salud entre otros. Así entonces y en un contexto d empobrecimiento de las mayorías, fueron reapareciendo enfermedades casi desaparecidas en nuestro país, como es el caso del sarampión, la tuberculosis, el dengue y varias más. De esta forma, desesperados por no poder contener la pandemia y expuestos ante la deficiente y abandonada sanidad pública, la mayoría de los países del primer mundo buscan en Cuba dosis de interferón, ese medicamento que ayuda a replicar la potencia del virus. Por lo tanto, ante quienes pregonan el individualismo, el “sálvese quien pueda”, Cuba se levanta como un ejemplo colectivo de solidaridad, que no sólo cuida a su pueblo, sino que tiende una mano a quienes se lo reclaman fuera del país. Así lo hizo en los últimos años ante catástrofes climatológicas, terremotos y otros desastres que en no pocas oportunidades son el producto de la destrucción capitalista del ecosistema. Tales son los casos de Pakistán, México, Perú y Haití. También se corroboró la actitud solidaria de Cuba frente a la catástrofe de Chernóbil, no sólo enviando ayuda, sino también recibiendo en la Isla a numerosas víctimas de ese siniestro. Luego vino la fiebre del Ëbola y los miles de africanos afectados que derivaron en un alto grado de mortalidad. Sin embargo, mientras ningún médico occidental quiso sumarse a la misión de socorrer a esos pueblos tan castigados, allí estuvieron los facultativos cubanos, arriesgando su vida, y llevando el abrazo solidario de su pequeño país. En estos días, cuando varios gobiernos dieron muestras de la insensibilidad capitalista al rechazar enfáticamente el atraque de un crucero inglés, con pasajeros con síntomas de coronavirus, Cuba los recibió sin titubeos. Mientras tanto, el gobierno de Donald Trump, quien en un principio supo minimizar los efectos de la pandemia, ahora se muestra asustado por el daño que la enfermedad está ocasionando en su propio país, y entonces trata de presionar a los laboratorios alemanes para apoderarse de una presunta vacuna contra el virus y tenerla en “exclusividad”, mientras el pueblo y el gobierno cubano, tienden su mano a quienes se lo pida. Desinteresadamente, solidariamente. Ahora bien, en ese complicado escenario internacional, hay otras noticias y otras actitudes que convienen conocer. Como el gesto del gobierno de China, que según se sabe, enviará a la Argentina ayuda sanitaria para mitigar el impacto del coronavirus. Lo acordó el embajador chino con la Cancillería. El compromiso es la entrega de 1.500 kits de detección del virus. Al mismo tiempo, el presidente Xi Jimping le envió una carta a Alberto Fernández donde le asegura que se estabilizó la pandemia en su país. Según dijo, se registraron en el país asiático, “cambios favorables en la prevención y control dé la enfermedad”. Esta ayuda de China a nuestro país se sumará a las dos cámaras térmicas que donó la semana pasada para detectar la fiebre de los pasajeros que ingresen al aeropuerto de Ezeiza. En la Cancillería explicaron que “se están articulando nuevas donaciones provenientes de Beijing”, para potenciar la mitigación del virus. Además China ayuda a otros países con indumentaria de protección, barbijos, termómetros, medicamentos y capacitación profesional. Se trata de Corea del Sur, irán, Irak y Japón entre otros. Como puede verse, distintas respuestas gubernamentales que se corresponden con la naturaleza de los modelos políticos imperantes. Insolaridad en donde gobiernan los grandes grupos económicos, frente a modelos progresistas y de izquierda que mantienen bien alto el valor de la fraternidad y la solidaridad entre los pueblos. Prof. Carlos R. Santiago

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios