ACTUALIDAD

8 de marzo de 2020

ARGENTINA : CAMBIO DE RUMBO

Transcurridos apenas tres meses del gobierno de Alberto Fernández ya se pueden evaluar como positivas algunas de las medidas tomadas luego del desastre que dejó Mauricio Macri: Abordar el problema del hambre que padecen millones de argentinos a través de la tarjeta alimentaria.

El congelamiento de tarifas de combustibles y energía eléctrica por 180 días. El Programa Remediar de distribución gratuita de 50 medicamentos esenciales que llegará a 15 millones de personas. La baja de tasas, la moratoria y el impulso al consumo que recibieron con beneplácito los industriales Pymes Argentinos. El aumento a los jubilados consistente en una suma fija de $ 1.500 y un adicional de 2,3%, que regirá hasta junio. Política exterior independiente, retomando el reclamo de nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas. En medio de un escenario político complicado, en el que se requiere llegar a un acuerdo medianamente aceptable y sin condicionamientos en relación a la deuda externa, con bonistas privados y el FMI, el gobierno se propone poner en discusión varias leyes y medidas prometidas en campaña: Ley de Reforma Judicial. Ley de Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Conformación del Consejo Económico y Social, como política de Estado. Hacer efectiva la suba de tres puntos de las retenciones a la soja y el aceite de soja. Acabar con las jubilaciones de privilegio en el ámbito judicial y de diplomáticos. También resulta auspiciosa la conformación de equipos de gobierno con figuras probadas en la resistencia al neoliberalismo, durante los últimos cuatro años. Sin embargo, la experiencia sufrida con la derrota electoral del 2015, nos obliga a oficiar de ciudadanos, a comprometernos, involucrarnos y participar sin ningún tipo de especulaciones, en este desafío que significa lograr un país más igualitario. Los enemigos del pueblo trabajador ya comenzaron su tarea de desgaste. La concentración de los medios hegemónicos sigue intacta, los grandes grupos económicos y financieros que se beneficiaron con el gobierno anterior no dudarán en desestabilizar al nuevo gobierno si tienen la posibilidad de hacerlo. En ese sentido ya se levantaron voces disconformes tanto entre productores agrarios como entre los jueces, ante la posibilidad de que se concreten los cambios anunciados. Está claro que la responsabilidad central del rumbo del país está en manos de los funcionarios del Frente de Todos. Pero cada uno de nosotros deberá colaborar y exigir para que las promesas electorales no sean abandonadas. La capacidad de movilización que tienen los argentinos, sus fuertes organizaciones sociales, el inmenso protagonismo de nuestras mujeres en el escenario político de los últimos tiempos, el sindicalismo combativo que resistió las embestidas del neoliberalismo de estos años, los poderosos y probados organismos de Derechos Humanos que ya son ejemplo mundial, nos permiten tener fundadas expectativas esperanzadas. De estos colectivos y de cada uno de nosotros depende que esta nueva experiencia unitaria de un gobierno nacional y popular, no se frustre. Prof. Carlos R. Santiago

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios