2 de octubre de 2019

ARGENTINA: EL VERDADERO PODER

Un usuario de Neuquén intentó prenderse fuego al no poder pagar la factura de luz eléctrica. También se conoció que en esa provincia, una de cada tres familias está en mora con la empresa de energía, al no poder pagar las boletas.

La conmovedora noticia pasó casi desapercibida en razón del tremendo drama nacional. Es que hoy en la Argentina tenemos a la mitad de niños y jóvenes sumidos en la pobreza, a más del 12 por ciento de la población desocupada,  una inflación superior al 50 por ciento,  a  miles de  jubilados  obligados a saltearse alguna comida diaria, mientras no pueden adquirir todos sus medicamentos a causa del aumento desmesurado de los mismos. En ese marco general se supo que en tres años y medio cerraron 18.478 empresas, según la AFIP.

En medio de tanta tristeza generalizada, aparece la esperanza en que todo cambie a partir de diciembre.

En este cuadro de situación, puede advertirse que jueces y fiscales amigos empiezan a tomar distancia del gobierno. Algo parecido ocurre con periodistas que hasta hace poco blindaban incondicionalmente a Macri, así como  muchos empresarios del “círculo rojo” empresarial y ahora hasta el propio FMI. Además, la  campaña electoral de la gobernadora Vidal y el alcalde Rodríguez Larreta los muestra en solitario, sin la molesta presencia del desprestigiado Presidente. Todo esto ha convertido a Macri en blanco de todas las críticas. ¿Pero es el Presidente el único responsable de la catástrofe? Nosotros creemos que no se trata del fracaso de una persona, sino de un modelo de país. Cambiemos propuso el modelo neoliberal gestionado por empresarios: Adolfo Prat Gay representó al JP Morgan; Luis Caputo, responsable del endeudamiento feroz, actuó para el grupo Clarín y La Nación; José Aranguren, gerente y accionista de Shell. Pero además, lo integran apellidos de las viejas familias oligárquicas: Marcos Peña Braun; los Bullrich; los Blaquier.

Está claro entonces que el causante principal y mayor de la crisis económica y social es el modelo neoliberal de libre mercado instalado a fines del 2.015.El que sólo benefició a los bancos, a los exportadores del agro y a quienes manejan las empresas energéticas.  Es por eso que como todo indica, el pueblo ha decidido que en diciembre cambie el gobierno. Sin embargo, el poder económico, el poder real, no abandonará la escena. Por eso es importante no confundirse: una cosa es el gobierno y otra, el verdadero  poder.

                                                   Prof. Carlos R. Santiago 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios