ACTUALIDAD  29 de marzo de 2019

ARGENTINA: LA PARTICIPACIÓN POPULAR (Por Carlos Santiago)

El escenario económico y social de estos días no podía ser peor. La inflación no logra ser controlada, el dólar parece no tener techo, las tarifas de los servicios públicos están dolarizadas, el consumo interno se contrae, la industria se desploma y hasta la otrora Mesa de Enlace ---que supo contribuir con la llegada de Macri--- se queja de la política gubernamental.

De todo este desastre, son los trabajadores, los jubilados, los pequeños empresarios y comerciantes quienes más sufren las consecuencias de un modelo ajustador, que solo beneficia la especulación financiera y a las empresas de energía. Es por eso que el relato oficialista resulta cada vez menos convincente. Es más, pareciera que cada nueva aparición pública del presidente Macri provoca mayor rechazo de buena parte de la población. Para colmo el histórico escándalo D’Alessio-Stornelli no solo deja al desnudo la corrupción de la corporación judicial, sino que además ha puesto al descubierto la trama de complicidad de una parte del periodismo, de los servicios de inteligencia y de varios funcionarios del gobierno.

Advertidos de lo que pareciera una inevitable derrota de Macri en Octubre, el círculo  rojo empieza a ensayar combinaciones electorales que le aseguren la continuidad del modelo. Vidal, Lavagna, Massa serían algunos de los candidatos a la sucesión del presidente, según los deseos del verdadero poder.

Junto al deterioro del gobierno y sus funcionarios, las protestas ganan la calle y contribuyen a la unidad de la oposición. Marchas en defensa del juez Ramos Padilla; corte de calles contra los tarifazos; miles de personas en Plaza de Mayo para afirmar el Nunca Más al genocidio del 24 de Marzo de 1976, pero también para exigirle a Macri el respeto a los Derechos Humanos y repudiar su modelo hambreador. Con un matiz esperanzador; entre los que se manifestaron en Buenos aires y otras ciudades del  país, pudo observarse una nutrida presencia de niños y jóvenes que aseguran la continuidad del reclamo de Memoria, Verdad y Justicia para los años venideros. El 4 de abril el movimiento obrero marchará para rechazar la política de Cambiemos. Las dos CTA, sindicatos de la CGT y organizaciones sociales ganarán las calles para hacer oír sus reclamos.

Como se ha podido ver, los sectores populares no se toman vacaciones en enero y febrero. También en esos meses de verano las calles del país se llenaron de pueblo en defensa del salario, los puestos de trabajo y para exigir mejor calidad de vida. Queda claro entonces que la agudización de la crisis  empuja a la unidad de la oposición. Ahora la responsabilidad está en manos de la dirigencia que tendrá que anunciar un plan de reconstrucción del país, que nos saque de esta pesadilla. Que derrote en las urnas a estos empresarios que nos prometieron la alegría y que no han traído más que pobreza, exclusión y represión a las grandes mayorías.

La creciente presencia del pueblo en las calles está delineando la agenda política del país. Con seguridad, la participación popular es la mejor garantía para recuperar los derechos que nos fueron arrebatados por el gobierno de Macri

                                                                   Prof. Carlos R. Santiago.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios