OPINIÓN  26 de octubre de 2018

ARGENTINA: LA CALLE SE HACE SENTIR ( Por el Prof. Carlos Santiago)

Decíamos en el número anterior de Sin Límites que. . .”la única certeza que puede arriesgarse en cualquier balance político a futuro, es que la conflictividad social tiende a crecer en volumen e intensidad”. Los acontecimientos políticos y sociales del mes de Octubre parecen darnos la razón.

Ante un gobierno que sólo ha beneficiado a una pequeña porción de la población argentina, que podría sintetizarse en los grupos de  exportadores sojeros, en las  empresas energéticas, los bancos y los grupos de la especulación financiera, se alza de manera creciente la movilización popular que cada día amplía el abanico de sus participantes.

A mediados de mes se juntaron en Trelew cincuenta mil participantes en el Encuentro Nacional de Mujeres, en su edición Nº 331. Superando el reclamo por la igualdad de género, el Encuentro se pronunció cuestionando a un gobierno “que ha profundizado el ajuste y la entrega, situación agravada por la reciente firma de un acuerdo con el FMI que acrecienta el endeudamiento y la dependencia”.

En referencia a la importancia que va adquiriendo esta verdadera Marea Verde, pudo  afirmarse en el Documento de Apertura que...”Hoy el movimiento organizado de mujeres y los feminismos conformamos el factor social y político con más potencia transformadora en toda América Latina”.

Tampoco pasaron  desapercibidas las diversas movilizaciones que días pasados protagonizaron los estatales, los trabajadores del poder Judicial y los docentes, entre otros.

Como una señal anticipatoria de la necesaria unidad del campo popular, el 20 de Octubre marcharon a Luján alrededor de ochocientas mil personas, convocadas por sindicatos y organizaciones sociales que junto a diferentes congregaciones religiosas y otros cultos, participaron de la tradicional misa ecuménica bajo el lema “Paz, pan y trabajo”. A pesar de ciertas prevenciones, la férrea oposición a la reforma económica que lleva adelante el gobierno de Macri, acabó dominando el encuentro. Esta iniciativa deberá ser comprendida como parte del proceso de acumulación de fuerzas del sector obrero nucleado en el recientemente creado Frente Sindical para el Modelo Nacional  y grupos políticos afines.

En estos días, la cada vez más urgida y diezmada CGT se vio obligada a anunciar un paro para el mes de Noviembre y esta vez, con una movilización el día anterior. Todo esto,  en un contexto político que se mueve y que nos muestra acercamientos y reencuentros entre figuras y espacios que hasta hace pocos meses  era  impensados. Quizá por eso, el 17 de Octubre tuvo al menos dos actos centrales con protagonistas que se paran de manera diferente frente al gobierno del ajuste, pero que  sin embargo, emitieron  señales de carácter unitario, lo cual nos hace  pensar que están más cerca de lo que algunos piensan.

Por último, como corolario del modelo de ajuste y entrega, el oficialismo logró imponer el proyecto de Presupuesto 2019. Ahora deberá el Senado debatir el proyecto, lo que se prevé para mediados de Noviembre. En el debate de Diputados, el jefe del bloque FpV-PJ Agustín Rossi aseguró que al Parlamento lo han convertido en “una escribanía del FMI. Ahora somos el país que más le debemos al Fondo. Ese es el puesto número uno que ocupamos”, dijo. En otro tramo de su intervención, recordó otros programas de ajuste que se aplicaron con gobiernos anteriores. “Todos terminaron en crisis”, dijo y preguntó ¿“Si le fue mal a Alsogaray, Krieger Vasena, Martínez de  Hoz, Cavallo y Machinea, por qué creen que a ustedes les irá bien?”, dijo sin esperar respuesta. De todos modos, el ajustado número de votos que alcanzó el Gobierno muestra de manera inequívoca la pérdida de capacidad  de maniobra que está teniendo Cambiemos por estos días. La sesión se extendía por más de 17 horas, mientras afuera los efectivos de la Policía Federal y la Metropolitana reprimían con balas de goma, palos y gases a los numerosos manifestantes que rodearon el Congreso para repudiar el proyecto de déficit cero que impulsa el oficialismo. A la madrugada del jueves 25 fueron liberados los más de 20 detenidos, luego de la presión ejercida por cientos de personas que se agolparon alrededor de la comisaría que los retenía.

Como telón de fondo, la imagen del Presidente Macri y su gestión pierden adhesiones y respaldos de manera lenta pero inapelable. Será tal vez por eso que recrudece la represión y la persecución a cualquiera que se atreva a oponerse a un Gobierno que se muestra duro con los humildes, pero servil con los poderosos y el FMI.  En este escenario de agudización  de la lucha de clases, aparecen como nunca antes voces disidentes entre figuras oficiales; jueces que se plantan  ante las presiones del poder real y una Iglesia Católica que decididamente se pone del lado de los sectores más perjudicados por el modelo neoliberal.

                                                   Prof. Carlos R. Santiago   

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios