ANALISIS  27 de enero de 2018

¿Capitalismo humano?

Sin duda asistimos a un tiempo en que la vida del planeta es cada vez más complicada, más injusta y en la que la tan prometida democracia es casi una quimera inalcanzable.

. Es que una vez más se ha constatado que la concentración de la riqueza a nivel mundial es cada vez mayor. Según un informe de la ONG Oxfmam, en 2017 el 82% de la riqueza global fue a parar a los bolsillos del 1% de la población mundial. La brecha entre ese sector y los 3.700 millones de personas ---media humanidad--- se agranda cada vez más. Puede decirse entonces que esa proporción de la población no recibió ningún beneficio del avance económico. En el mundo, la riqueza acumulada por 42 personas es igual a lo que poseen, otra vez, 3.700 millones. El informe advierte que entre las causales del incremento de las desigualdades está el deterioro de los derechos laborales, el retroceso de los sindicatos, las transferencias fiscales las grandes empresas y la evasión tributaria. Además puntualiza que: "En 2017 se produjo el mayor aumento de los multimillonarios de la historia, uno cada dos días. Hay 2043 personas con fortunas por encima de los mil millones de dólares, de las cuales nueve de cada diez son hombres". El informe se introduce en la realidad de algunos países cuando dice que en Indonesia, los cuatro hombres más ricos tienen tanta riqueza como los cien millones más pobres. En EE.UU. las tres personas más ricas tienen el dinero equivalente a la mitad más pobre del país (cien millones de personas). En Brasil, un trabajador con el salario mínimo debería trabajar diecinueve años para ganar lo mismo que una persona que forma parte de los cien más ricos en un mes. En Argentina, la realidad es similar a lo ya señalado para otros países. El informe está conceptualmente en las antípodas de Cambiemos, que ni siquiera habla de desigualdad, sino de pobreza. Por lo anterior, puede explicarse que a nivel planetario las desigualdades son cada vez más pronunciadas; esto se verifica en la expectativa de vida, la calidad de los empleos, el acceso a la educación, la tecnología y la cultura. El informe se pregunta por qué ocurre esto. La respuesta dice que se trata de una confluencia de factores: "Los derechos de los trabajadores y trabajadoras se han erosionado, y los sindicatos se han debilitado, limitando así su capacidad de negociación. En paralelo, las empresas se fortalecen más y están presionadas para producir mayores beneficios para sus accionistas. con frecuencia, estos beneficios se generan a costa de los trabajadores y son un incentivo para participar en la evasión y elusión en escala. En materia de soluciones, el informe de Oxfam asegura que el camino para la igualdad pasa por incrementar el grado de regulación estatal para mejorar la posibilidades de negociación de los trabajadores, poner fin a los paraísos fiscales, apoyar con más fuerza al sector de las cooperativas y generar políticas de acceso universal a la educación, la salud y la protección social. Obviamente, estas recomendaciones están en la vereda opuesta de lo que hace el gobierno de Macri , que día a día contribuye a ensanchar y profundizar las desigualdades económicas y sociales de nuestro país. Ante estos y muchos más datos reveladores de la injusticia del sistema capitalista, cabe preguntase; ¿Es posible hablar de democracia, libertad e igualdad de oportunidades, en un universo donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres? Cundo el informe detalla los nombres de las personas más ricas del mundo, nos menciona a Bill Gates, estadounidense que posee 86 millones de dólares. el segundo es Warren Buffett, también estadounidense con 75.600 millones de dólares... Dejemos aquí los números para no cansar. Lo que queda claro es que aquello de aumentar la productividad para mejorar la situación de los trabajadores; la teoría del derrame y los beneficios de la democracia neoliberal, son una burla a la inteligencia de las personas. No hay posibilidades de crear un capitalismo humano. Se trata de un sistema que por su conformación es injusto. La explotación del hombre por el hombre no pude ser humanizada jamás.

Prof. Carlos R. Santiago

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios